miércoles, 18 de febrero de 2009

El Despecho en el Amor.












En Venezuela, el despecho es el producto de una herida del alma, que anuncia el final del amor. Es un sentimiento extraño porque los amantes parecen gozar con su tristeza lacerante. Las mujeres lo expresan, ocultas en su alcoba, bañándose con lágrimas diluviales, y su conversación suele girar en torno al problema que las afecta, de manera reiterativa.

Los hombres hacen público su dolor, ahogándose en alcohol en cualquier taberna, bar o tasca, donde la identificación con las letras de las melodías que allí escuchan, es un motivo suficiente para seguir libando sin interrupción. "¡Por ellas aunque mal paguen!", gritan al estilo de películas mexicanas; y hay quienes, aprovechándose de la situación, se acercan a la víctima de amor para consustanciarse con su problema, pero con la intención de irse sin pagar lo consumido porque, al cierre del establecimiento, el despechado no tiene conciencia de lo que le están cobrando.
Normalmente el malestar de la ruptura amorosa dura una semana, aunque hay excepciones.
Después... la vida continúa, mientras el amor no desaparezca del mundo.


1.- "Nada es más emocionante que un despecho bien vivido."
Trini Michelangelli.

2.- "Para los dolores del alma no hay anestesia."
José Alfredo Jiménez.

3.- "En las grandes crísis el corazón se rompe o se endurece."
Balzac.

4.- "En el naufragio de la borrachera, el amor propio es el único sentimiento a flote."
Balzac.

5.- "El despecho limpia el dolor, purifica el alma y definitivamente cura. Los despechados no necesitan de ninguna transfusión poética: están más vivos que nunca y tienen, además el inmenso poder de cambiarnos la vida. Y como muestra de la supervivencia laica del amor: la música.
La música, ese invento divino del hombre, es una de las formas más tradicionales para declararse totalmente despechado.
"Elegancia de la ansiedad", según Ciorán consiste en hallarse inmerso en los descarrilamientos del pasado".

Gustavo Rodríguez
Revista Dominical "Gala", inserta en el diario "El Impulso".
Artículo: "Nosotros que nos quisimos tanto"
23de Noviembre de 1997.

"El despecho es el trauma que viene tras la firma del divorcio. Es un submundo que incluye rockola, caña y lloradera donde el Dios del momento para el afectado es Pastor López".
Laureano Márquez y Emilio Lovera.

"El amor tiene sus altas y sus bajas y si alguien está dispuesto a amar, también debe estar preparado para que las cosas no salgan bien. Es parte de los avatares de la vida. En un momento podemos estar enamoradísimos y, de repente, sufrimos un desencanto y ahí viene el despecho. El bolero es el refugio perfecto, la música es el refugio perfecto. Si quieres llorar, llora cantando un bolero. Si tienes la esperanza de recuperar ese amor, cántale un bolero. El mejor elixir para un despechado es el bolero".
Los hermanos Rodríguez.
"Cuando el bolero lo es todo".
Revista "Estampas", insertada en el diario
"El Universal"del Domingo.
Semana XXIV  2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario