jueves, 26 de enero de 2012

Fragmentos y Artículos sobre El Amor (3) "AMOR ETERNO"









AMOR ETERNO

Eterno mientras dura.

Una de las grandes preocupaciones del ser humano es la eternidad del amor. Uno le pide mucho al amor, le pide el consabido "para siempre". De las cosas más duras que le pueden suceder a una persona es que la dejen de querer o peor aún, que la odien. El odio es un sentimiento inútil que no hace nada al odiado, como el lector habrá podido notar en su vida concreta, por tal razón debe ser desechado. Pero no es lo mismo el odio que el desamor, que es como un enamoramiento en reversa: uno recoge las flores en casa de ella hasta devolverlas a la floristería, mientras ella te va viendo cada vez má lejano hasta que te desconoce completamente.

Los estudiosos afirman que el amor eterno dura aproximadamente cuatro años. Dicen los especialistas que después de este tiempo se produce la mayor cantidad de divorcios y separaciones. Resulta que al final es un tema químico: que se acaba la sustancia, se trastoca el elemento y se acaba la fusión. Parece, según los que han hecho esta investigación, que el amor puede adoptar nuevas formas: resignación, conveniencia, indolencia, costumbre, etc.

Hay quienes piensan que uno de los enemigos del amor eterno es precisamente la pretensión de hacerlo eterno mediante el matrimonio. Y mucha gente se pregunta: ¿Qué es lo que tiene el matrimonio que es capaz de terminar con un amor eterno?.

Para recurrir a la propia experiencia, quien suscribe conoció a una pareja que estuvo de novios cerca de 13 años, luego de los cuales se casaron. Duraron 6 meses juntos. Y es que cuando se tienen 13 años juntos, los grandes problemas existenciales y epistemológicos de pareja han sido discutidos y resueltos.

Lo que hace que el amor termine no son estos grandes asuntos, sino la míseras cotidianidades: un interior abandonado en el desierto de la habitación y una crema de dientes regada sobre un lavamanos pueden ser las fisuras que resquebrajan el amor eterno.
Hay personas que deciden casarse y vivir lejos de su pareja para evitar casualmente las cotidianidades, pero esto no deja de ser contradictorio: uno se casa para compartir cotidianidades, pero son ellas las que conspiran. Probablemente por ello se ha diseñado baños con dos lavamanos.

Quizá la solución de este problema sea recomenzar cada día la aventura del amor. Si cada día es el primero, ninguna relación llegará a los cuatro años.

Laureano Márquez. (Humorista y Politólogo). Diario "El Nacional". Cuerpo "Siete Días". Página humorística: "ellibrepensador". Domingo, 12 de Diciembre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario